Femidisidente 2: La sororidad, apoyo y silencio mafioso

No me gustan las obligaciones debidas a un colectivo por amenazas mafiosas. Soy libre y quiero seguir siéndolo. Hablo de la sororidad. La sororidad es un término más de esa fábrica de neolenguaje que es el feminismo y cuyas adeptas tienen la enorme jeta de increpar a los que las llaman feminazis, con bastante acierto … Sigue leyendo Femidisidente 2: La sororidad, apoyo y silencio mafioso

Femidisidente 1: la transgresión de volver a ser mujeres.

Soy femidisidente, disidente del feminismo, ajena a las mujeres que siguen una senda hace tiempo desquiciada y que no me representan en absoluto. Y soy femidisidente porque soy libre y quiero seguir siéndolo. No hay nada más encorsetante que tener que ceñirse a un patrón para el que, además, no estás especialmente dotada. Una vez … Sigue leyendo Femidisidente 1: la transgresión de volver a ser mujeres.