Fíate de la ONU y no corras 2. El matrimonio homosexual en Bermudas

Bermudas es una pequeña isla de dominio británico en proceso descolonización. Ya saben, uno de esos territorios de los que el Imperio de su graciosa Majestad no se va ni con agua caliente por las enormes ventajas y ganancias que, por su situación de sí pero no, se le saca. En España tenemos una cierta … Sigue leyendo Fíate de la ONU y no corras 2. El matrimonio homosexual en Bermudas

Fíate de la ONU y no corras 1: Votaciones que nos cambiarán la vida… para mal

Me llega información de una inquietante sesión de la ONU y de una más inquietante votación. Se debatía sobre un plan global de educación sexual para los menores y, dentro de ese contexto, de la posibilidad de respetar, o no, la patria potestad de los padres, supongo para quitársela a los que se nieguen a … Sigue leyendo Fíate de la ONU y no corras 1: Votaciones que nos cambiarán la vida… para mal

A la venta mi nuevo libro: CASTIZOS, Los mantones de doña Teodora

Acabo de sacar a la venta mi nuevo libro: CASTIZOS, Los mantones de doña Teodora Después de amargar a mis lectores con una realidad angustiosa como es la ideología de género y el proyecto inexorable de su implantación, apoyado en dinero casi infinito y medios de comunicación, les debo buen rato de humor madrileño. Y … Sigue leyendo A la venta mi nuevo libro: CASTIZOS, Los mantones de doña Teodora

Femidisidente 2: La sororidad, apoyo y silencio mafioso

No me gustan las obligaciones debidas a un colectivo por amenazas mafiosas. Soy libre y quiero seguir siéndolo. Hablo de la sororidad. La sororidad es un término más de esa fábrica de neolenguaje que es el feminismo y cuyas adeptas tienen la enorme jeta de increpar a los que las llaman feminazis, con bastante acierto … Sigue leyendo Femidisidente 2: La sororidad, apoyo y silencio mafioso

Femidisidente 1: la transgresión de volver a ser mujeres.

Soy femidisidente, disidente del feminismo, ajena a las mujeres que siguen una senda hace tiempo desquiciada y que no me representan en absoluto. Y soy femidisidente porque soy libre y quiero seguir siéndolo. No hay nada más encorsetante que tener que ceñirse a un patrón para el que, además, no estás especialmente dotada. Una vez … Sigue leyendo Femidisidente 1: la transgresión de volver a ser mujeres.