A “las otras” nos han dejado sin día

 

Soy mujer y trabajadora. Justo el arquetipo para el que se pensó el día 8 de marzo. Pero me he quedado sin día por culpa de las mujeres que no aman. Yo es que soy de “las otras”, como decía la copla “soy la que no tiene nombre, la que a nadie le interesa, ya sabe… yo soy… esa”. Sí, no soy de esas “mujeres oficiales” que se hacen llamar feministas pero la gente les llama feminazis, femilocas, sicofantas, mentirosas, vividoras del dinero público o hembristas.

Feminazis porque discriminan al hombre. Lo consideran la causa de sus propios fracasos y el culpable de la masculinidad que, de forma irrenunciable, porta en cada uno de sus gestos, actos y posturas. Y es esa masculinidad la que lo hace merecedor genético de la discriminación y el odio. Hasta han conseguido sacar leyes en las que se le vulneran derechos fundamentales. Leyes que han de avergonzar algún día a todos sus responsables. Tanto se le discrimina que, en sus siniestras manifestaciones hay zonas a las que los subhumanos varones no pueden acceder.

Femilocas porque en su desquiciada visión de la libertad se llenan y nos llenan de prejuicios, tópicos, prohibiciones, censuras y estupideces. Prejuicios contra el hombre y quienes no compartimos la visión de sus gafas moradas, tópicos sobre la bondad de la mujer y la maldad intrínseca del varón que no aguantan un análisis serio. Prohibiciones y censuras de todo tipo aunque, para sentirse libres, defecan en las aceras, proponen locuras como matar a sus maridos, padres e hijos, fomentan el lesbianismo como liberación y las performances con masturbaciones y sangre menstrual como arte feminista.

Sicofantas porque sus terminales fomentan la denuncia falsa como aquellas odiosas figuras de la Grecia clásica. Y por lo mismo: por dinero.

Mentirosas porque, desde la inexistente brecha salarial al más del 80% de denuncias instrumentales para conseguir beneficios en el divorcio, desde la negación de que hay hombres muertos a manos de sus parejas femeninas a la ocultación de cifras de mujeres que asesinan a sus hijos, sólo viven de datos falsos, sesgados o manipulados.

Vividoras del dinero público porque, tras ese victimismo, esa falsa discriminación, esa transformación de las faltas de educación en delitos y esa criminalización del varón, sólo hay cifras de dinero público para resarcir a unas cuantas de todas esas injusticias que no existen ni, si existieran, pretenderían resolver por no matar la gallina de los huevos de oro.

El caso es que estas mujeres, que se llaman a sí mismas feministas y aseguran velar por mis derechos y representarme, pero a las que nunca he cedido mi representación y ni mucho menos se preocupan por lo que a mí me preocupa, se han apoderado del día de todas. Y han sacado un manifiesto de reivindicaciones ridículas, políticas marxistas rancias, mantras de independentismo golpista, entrometimientos en la vida privada y resolución de discriminaciones inexistentes que, ni comparto, ni apruebo. Y de esa forma tengo que tener un extremo cuidado con NO celebrar éste, que ya no es mi día, no sea que alguien piense que yo apruebo tal manifiesto.

Y lo peor de todo que, entre las acciones propuestas para conseguir la desaparición de un heteropatriarcado gracias al cual viven divinamente, gozan de todos los derechos, chupan de los fondos de todos y les permite hacer lo que quieran, hay una huelga de afectos y responsabilidades humanitarias. Las mujeres que se llaman a sí mismas feministas piden que abandonemos el cuidado de seres queridos a nuestro cargo: de niños, ancianos y enfermos. Y de esa forma terminan por cargarse el día de todas convirtiéndolo en un llamamiento a la miseria moral, el egoísmo y la insolidaridad.

Comparado con su propuesta de “mundo feliz”, el heteropatriarcado se me aparece como bueno. Sin embargo, pocos niños se van a quedar sin cuidados: la mayoría de estas disidentes del amor y el afecto ya renunciaron a priori a ellos. Ni tienen hijos, ni cuidan de sus padres. Les va a pasar como a mí con los boicots a películas o actores concretos por declaraciones o comportamientos indignantes: no puedo hacerlos por la sencilla razón de que hace tiempo que hice huelga genérica de consumo para quienes me insultan. Total, que entre que muchas de las huelguistas son estudiantes (ridícula huelga contra el aprender), liberadas del género o los sindicatos, con cargos políticos o subvenciones varias, profesiones todas ellas tan innecesarias como poco productivas, no creo que se vaya a parar mucho el país, salvo por las coacciones y los engaños a quienes sí trabajan y son productivos: los que no pertenecen al lobby feminista.

Así que, ya que me han chafado el día, propongo un día para “las otras”. Para esas de la copla, “que no tenemos nombre y que a nadie le interesan” porque somos en todo, hasta en recibir el odio de las feministas, como los hombres. Y de paso un día para los hombres y así los apestados lo celebramos juntos dos veces.

Alicia V. Rubio Calle

29 comentarios en “A “las otras” nos han dejado sin día

  1. Wendy dijo:

    Completamente de acuerdo, Alicia. Es que estas “feministas” secuestraron el feminismo y el día de la mujer. Pero pienso, ¿cómo pueden celebrar el día de la mujer? Estas señoras, que no entienden lo que es ser mujer.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Estos grupos ni son de mujeres (son de activistas de ultraizquierda, incidentalmente de sexo femenino) ni les importamos las mujeres un pimiento. Lo malo es que los políticos los escuchan y los nutren con dinero público.

      Me gusta

  2. Eugenia Saborit dijo:

    Felicidades a la autora del articulo, es mujer y digna de felicitacion, por aclarar las cosas al que oye pero no escucha probablemente. Yo personalmente ni me considero progre ni feminista, soy mujer. Apoyo, a la que me apoya; y dudo que pueda haber mujeres que asesinen a hombres, el que nace cordero se muere sin saber de donde viene “el dinero”. Y eso no es culpa de las mujeres! Felicidades y gracias por la publicacion. B.n. desde Málaga.

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Muchas gracias doña Eugenia. A ver si los políticos se enteran de que esas señoras no nos representan a las mujeres y que los asesinatos los cometen personas particulares, no colectivos.

      Me gusta

  3. Xavier Bartlett dijo:

    Apreciada Alicia

    Mis felicitaciones por esta entrada, que comparto plenamente y por todo tu trabajo. Hace un par de años vi un vídeo de una de tus conferencias y me pareció un ejercicio de dignidad, coherencia y realismo, sobre todo frente a la llamada “corrección política” que como bien sabes funciona de derecha a izquierda y deja a los críticos con la etiqueta de fachas, ultras, retrógados, etc.

    Desde mi modesto blog Somnium Dei yo también trabajo por abrir conciencias y he escrito recientemente, sin pelos en la lengua, sobre la perversión de la corrección política y la ideología de género. Por desgracia, la única manera de llegar a la gente es por Internet, pues todo lo demás es “territorio ocupado” por el Gran Hermano. Supongo que a estas alturas ya sabes a lo que nos enfrentamos, pero no por ello hay que bajar los brazos.

    Un saludo y muchos ánimos, no estás sola en la defensa del amor y el espíritu humano.

    Xavier

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Hola, don Xavier:
      Gracias por sus felicitaciones, su apoyo y su ánimo.
      Sí, sé a lo que nos enfrentamos. Pero también sé que mucha gente, harta, está empezando a darse cuenta y a despertar.
      Un cordial saludo

      Me gusta

      • Xavier Bartlett dijo:

        Apreciada Alicia

        Gracias por tu respuesta y reitero mis ánimos. Sobre el tema que nos ocupa, me gustaría ofrecer y compartir un artículo del escritor y activista inglés Julian Rose, al que descubrí hace cosa de un año. Me puse en contacto con él y le pedí permiso para traducir sus contundentes y directos mensajes, y de ahí surgió este material que incluyo en este enlace: https://somniumdei.wordpress.com/2017/05/05/la-destruccion-de-la-sexualidad-humana/
        Es de lo mejor que he leído sobre la política de género y la agenda transhumanista. Es un alegato firme y decidido en defensa de nuestra identidad y dignidad como hombres y mujeres, como seres humanos. Y no tiene nada que ver con religión, catolicismo, etc, como nos quieren hacer creer desde lo más alto.
        Saludos,
        Xavier

        Me gusta

  4. Alberto José Codina Alcázar dijo:

    Enhorabuena por su análisis.

    Yo la verdad es que cada vez más veo un distanciamiento entre hombres y mujeres por generalizaciones feministas de tipo hombres crueles y mujeres santas.

    Digo feministas porque hace tiempo condenaron al ostracismo la igualdad. Buscan la supremacía de la mujer sobre el hombre

    Por otro lado creo que ayer se plasmó otra división dentro del sexo femenino. Entre mujeres y locas del coño. Me resultó curiosa dicha división entre dos tipologias de mujeres.. Muchas mujeres se avergonzaron de lo sucedido ayer, decían estar secuestradas por estas locas, que no las representaban, no querían celebrar el día 8 de marzo del 2018 por representar el odio al hombre y la supremacía de la mujer.

    Así que ya tenemos dos divisiones. Entre hombres y mujeres y entre mujeres y locas del coño. Éstas últimas se han apoderado de todo. Pero deseo que vuelvan a sus cuevas y dejen de sembrar odio, división y guerra de sexos.

    Por otro lado decirle que hace años se declaró el 19 de noviembre como día del hombre. Pero nadie le da protagonismo. En cuanto al 8 de marzo , se debería expulsar a las fanáticas odia-hombres y odia-mujeres femeninas para evitar su secuestro definitivo.

    Posiblemente rebloguearé este artículo suyo. Ya lo hice con una entrada anterior suya en mi blog.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Hola Don Alberto.
      Sí, hay una división entre esas mujeres que ayer se manifestaron por las más variadas razones y sinrazones y las otras, nosotras. Es una divisiòn ideológica y vital cada vez más evidente.

      El 19 de Noviembre no es un día “oficializado”. Reconocido por algunos países, la cada vez más cuestionada ONU no lo tiene como tal Día del Hombre en su calendario. Yo intenté que en mi centro escolar, se celebrara por un mero sentido de la equidad, ya que se propuso celebrar el Día de la Mujer y otros cuantos días relacionados con la “violencia solodegénero”, la mujer y la niña, pero ni me dejaron terminar la cifras por las que los varones también sufrían, también morían y también merecían un reconocimiento social. Varias “compañeras feministas” no lo soportaron y se me echaron encima. Tienen hijos varones. Ya despertarán de un batacazo.

      Estaré encantada de que comparta mis entradas.
      Gracias

      Me gusta

  5. Camaleon dijo:

    Animo
    Entre tanto este articulo tan interesante.
    ww.elespiadigital.com/index.php/noticias/seguridad/20412-falsificar-la-realidad-advierten-de-un-inminente-infocalipsis

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Gracias. Ahora sí funciona el enlace. Y sí, las fakenews pueden terminar colapsando el sistema aunque espero que surjan nuevos medios que basen su éxito en la credibilidad y la imparcialidad informativa.

      Me gusta

  6. Anne dijo:

    No vive en el mundo real, ella en su instituto publico ha llegado a ser jefa de estudios adjunta, pero seguro que sabe aunque se niegue a reconocerlo que fuera de su instituto no hay igualdad de oportunidades ni de sueldos para igual talento y trabajo, y que hay muchas presiones de empresarios que a las mujeres no nos exigen el mismo tipo de digamos talento que a hombres, por eso se termina en trabajos peor pagados con media jornada. Esa es la realidad, el resto es tergiversar.

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Vaya, yo no vivo en el mundo real pero esta dama sí. Un instituto público es un paraíso.( sigo su ficción de “aparte teatral”)

      Y seguro que en su mundo real los hombres son todos maltratadores, las mujeres nunca mienten, no hay mediocres resentidas pidiendo cuotas y las mujeres no tenemos igualdad legal.
      Ese es el mundo real de la señora del comentario. Y le hablo en tercera persona como en un aparte teatral por seguir con su formato.

      Puede haber casos de discriminacìon contra algunas mujeres… y contra algunos hombres. El mundo no es perfecto y las leyes tratan de resarcir de las injusticias. No las pueden evitar. Ni los asesinatos.

      Nadie quiere que a una mujer se le relegue por el hecho de serlo. Y se combate.

      Sin embargo, el hecho de solicitar cuotas de ¿género? (en realidad son por sexo), en las que no se mire la valía sino la entrepierna es una brutal, evidente, y real discriminación. Amparada por ley y en absoluto combatida por ella. Una vergüenza social de primer nivel.

      En mi “mundo de Yupi” hay mediocres resentidas que exigen se les ponga por delante de varones mejor preparados por no sé qué discriminación a presuntas mujeres valiosísimas a las que relegan a puestos de tercera malgastando sus talentos (Eso sí…ellas no denuncias y los sindicatos, por lo visto tampoco hacen nada). En el suyo no hay de esas?

      En mi “mundo de Yupi” hay mujeres que prefieren trabajos a media jornada, o de menos responsabilidad, para hacer otras cosas que les motivan más.
      En mi “mundo de Yupi” hay personas con mala suerte a las que, a veces, no se les valora, o no encuentran un trabajo adecuado… pero son hombres y mujeres.
      ¿NO será que esta persona se ha encerrado en un mundo virtual de resentimiento, victimismo, odio al varón, aceptación de mitos como el heteropatriarcado y deseos de revancha?
      ¿No será mi mundo el real y el suyo una creaciòn adaptada a sus necesidades y frustraciones?

      Me gusta

  7. Miguel Fdez dijo:

    Excelente entrada señora Rubio, espero verles pronto ( a usted y su partido) en el Congreso de los Diputados. Mi voto y el de muchos familiares y amigos mios, ya lo tienen.

    Me gusta

    • aliciarubio dijo:

      Gracias don Miguel.
      Esperemos que se llegue a tiempo para volcar esta situación de venta en almoneda de España y los valores de gran parte de los españoles.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s