Llamadles Fanáticos

Estamos recogiendo lo que era de esperar. Si como hortelanos hemos sembrado el campo de malas hierbas o, sin fomentar su crecimiento, tampoco hemos hecho nada por impedirlo, lo lógico es que estas proliferen y nuestra cosecha sea exactamente de hierbajos amargos y no de lechugas.

Y digo esto al hilo de todos esos grupúsculos violentos cuya idea de la democracia consiste en vulnerar los derechos fundamentales ajenos y justificar sus acciones violentas con afrentas arcaicas, impostadas o inexistentes.

Cuando me he encontrado con “bandas de la porra” que me impedían debatir, hablar o presentar el libro de mis desdichas, eran siempre gente joven, hijos del capitalismo material y de un marxismo cultural imperante que justifica, con su mesianismo salvador y reparador de injusticias lejanas e imprecisas, cualquier injusticia cercana y concreta muchísimo mayor. Gente con comportamientos totalitarios que han sido asignados siempre al fascismo y nunca al leninismo o al estalinismo, dictaduras que adelantaron por la izquierda en muertes, dolor, injusticia y merma de libertades a la casi totalidad de los fascismos.

También se olvida el detalle de que los fascismos fueron el resultado ideológico nacionalista de un socialismo internacionalista. En resumen, que con tantos olvidos se encuentra una con unos individuos autodenominados antifascistas, remedando la estética de lucha callejera terrorista, en actitud amenazante y llamando fascistas a unos ciudadanos a los que intimidan y a los que se les vulnera el fundamental derecho a la libertad de opinión, expresión y pensamiento. Y ahí comienza la lucha de terminologías que hay que empezar a dejar clara.

Para estos pobres abducidos, llamarles marxistas culturales, estalinistas, leninistas, admiradores de Pol Pot o Mao, es un orgullo puesto que desconocen completamente el significado de todo ello y van con su camiseta de “El Che” haciendo alarde de un asesino cuyas andanzas revolucionarias costaron muchas vidas, dolor y merma de libertades sin resolver ni uno solo de los problemas con los que trataba de justificar sus asesinatos. Vamos, que no vale la pena llamarles algo cuyo significado desconocen o que consideran guay en su ignorancia.

Tampoco procede llamarles fachas o fascistas pues son incapaces de comprender que lo que hacen es fascismo puro del rancio, censura casposa, inquisición, dogmatismo… para ellos el poder taumatúrgico de la palabra, el  ”somos antifascistas” los libera de serlo, aunque lo sean. Hemos de tener presente que tratamos con personas para quienes, si una embarazada dice que es un hombre, hay que imponer a la ciencia que los hombres paren.  Y si no, es ciencia casposa y antigua. Pensamiento mágico y milagros de la ciencia en sacrosanta unidad. Ya decía Chesterton que cuando dejas de creer en Dios acabas creyendo en cualquier cosa.

Llegar a una discusión terminológica en la que unos personajes agresivos, con el rostro tapado y que tratan de pegarte, te llamen fascista y tu respondas pacífica, a cara descubierta y tras proponer infructuosamente el diálogo, “fascista eres tú”,  resulta un sainete siniestro. Lo he vivido.

Por eso propongo un término para utilizar SIEMPRE que nos refiramos a semejantes antidemócratas: FANÁTICOS.

Efectivamente esos individuos cerrados al diálogo, la reflexión, el respeto por el que disiente, incapaces de informarse de otras formas de ver las cosas, e incluso, de admitir que las haya, solo son fanáticos.

Centrarnos en el origen ideológico de su fanatismo, marxista o fascista, es irrelevante cuando el sustento argumental de tales energúmenos son cuatro consignas, tres cuentos chinos, una falta absoluta de espíritu crítico y una ignorancia oceánica agravada por su incapacidad de resolverla mediante la información. Es lo que tiene el fanatismo, que te elimina como ser pensante. Justo lo que necesitan los que los manejan.

Alicia V. Rubio Calle

20 comentarios en “Llamadles Fanáticos

  1. Heriberto dijo:

    Gracias Alicia por tu lucha y la de tu familia
    Abriste los ojos a muchos
    Aguantemos y luchemos contra este mal absoluto,por mucho q dure la batalla , el Creador no abandona su creación,aunque no sepamos los tiempos hay que dar la batalla Paz en tus vacaciones

    Me gusta

  2. Mi querida Hispania dijo:

    Acertadísimo y brillante artículo, describes a la perfección la estafa de la ideología de género y sus degenerados defensores en una mayoría de casos.

    Gracias, te felicito y te animo a seguir escribiendo tus puntos de vista sobre la ideología de género, eres una de las personas más documentadas y expertas de España en este deplorable timo a la sociedad.

    Me gusta

  3. Laura CG. dijo:

    Completamente de acuerdo con este acertado artículo. ‘ Fanáticos’ resume el resto de los calificativos que los caracterizan, ninguno de ellos bueno.
    Gracias por tu enorme empeño en desvelar la absurda, injusta y peligrosa ideología de género que nos quiere doblegar. No estás sola.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. Ramón Sanjulián Fraile dijo:

    Perfecto Alicia. Los de la porra son fanáticos con porra. Y los de los medios son fanáticos iguales y peores, sin los cuales los de la porra tendrían los días contados. Finamente, los silentes son cooperadores necesarios para que toda la máquina de terror esté bien engrasada y funcione.

    Me gusta

  5. Luis Recinos dijo:

    Felicitaciones a Alicia por su nuevo blog y por su valentía en desenmascarar la ideología que se esconde detrás de los temas de género. Felicitaciones también por el contenido de su libro, “a must read” para cualquiera que esté seriamente interesado en el tema.

    Me gusta

  6. Luna dijo:

    No estás sola en esta lucha, Alicia. Somos ya muchos quienes nos oponemos a este gregarismo y queremos vivir la verdad con la dignidad de personas que nos pertenece.
    Has hecho un espléndido análisis del que sólo discrepo en el empleo de la palabra “fascista” porque en puridad significa “seguidor de la doctrina política de Benito Mussolini”, lo que haría mayor referencia su idea de lo que llamó “estado corporativo” que a la tergiversación -muy tendenciosa- que sufre en la actualidad el término.

    Aprovecho este primer contacto para felicitarte por tu valentía y tu integridad, es un honor poder hacerlo en tu blog. Siento ahora ilusión porque sé que veremos en tus estupendas radiografías tantas mentiras que estamos creyendo a diario como verdades que acallan con ellas. Ten por seguro que ayudaré a esto en lo que pueda.
    Un abrazo.

    Me gusta

  7. Alejandro Berganza dijo:

    El articulo es acertado. Da gusto leerlo. Dicho esto, pienso que es mejor no dejarnos llevar por la indignación (que en este caso es justa por los ataques que ha recibido Alicia) y mejor no recurrir a calificativos negativos, por muy justos que sean, sino explicar la razón de esos calificativos… sin decirlos.

    Gabriel García Márquez (con quien guardo el más profundo desacuerdo sobre ideas y posiciones) daba un consejo a estudiantes de periodismo del cual él daba magnífico ejemplo: “no lo diga, muéstrelo”. Si usted escribe sobre el fanatismo de ciertas personas, no debe decir las palabras “fanático” o “fanatismo”. Hay que mostrarlo de tal modo que al terminar de leer, el lector diga, de sus propios pensamientos y convencimiento, “estos sin que son fanáticos”.

    Las entrevistas y conferencias de Alicia son magníficas. Ricas en contenido objetivo que ayuda a la gente a concluir por su cuenta. Creo que debe mantener esta misma línea en el blog.

    La situación de los pecadores debe merecer nuestro dolor y compasión por la situación en que se encuentran. La gran mayoría son ovejas confundidas, no son lobos. Como los santos y los sabios, los lobos son también una minúscula minoría. A las ovejas seducidas hasta el fanatismo por los lobos hay que hablarles con la voz del pastor bueno, que busca con amor y paciencia mostrarles el peligro, no amonestarlas con acritud. Los lobos quieren que insultemos y nos enfurezcamos. Esta es un parte importante de su estrategia: llevar a los buenos al terreno de la violencia que ellos dominan.

    No hay ninguna cita en el Evangelio en el que Jesús recriminara a los pecadores mismos (las ovejas descarriadas), sino que dirigió sus reproches directo a los “mercenarios” (sus palabras) líderes del lobby fariseo de aquel entonces.

    Me gusta

  8. José gonzalez dijo:

    Fanáticos si Alicia, pero de donde ha salido tanto fanático? Son niñatos que han tenido lo que les ha dado la gana y que sin embargo odian al sistema que lo ha hecho posible, que es tanto como decir que se odian a si mismo. Tan mal se ha hecho para obtener estos resultados. Esta gente que está escribiendo la Historia según ellos quieren y les conviene, no saben lo que hacen cuando no te dejan hablar aquí o allá. Que saben esos esfuerzos de lo que es la ideología de género o LGTBI?

    Me gusta

  9. Alejandro Berganza dijo:

    Alicia, no hace falta que publique mi comentario anterior. Es sólo para usted.

    Yo estoy publicando un blog. Trato de explicar para que la gente concluya por su cuenta, sin decir nada negativo, sino que sólo exponer. Lo negativo enfada a los confundidos y los pone aa la defensiva

    El matrimonio no puede ser ‘igualitario’ http://innaturalibertas.blogspot.com/2017/07/la-fabula-de-las-tres-islas-la.html
    Matrimonio homosexual y adopción se anulan mutuamente http://innaturalibertas.blogspot.com/2017/07/la-aporia-adopcionista-homosexual.html

    Con esto quiero ejemplificarle mi punto. La mayoría de los activistas están confundidos y actúan de buena fe.

    Este artículo tuvo más de 2,000 lecturas en Chile y más de 1,000 en Perú, que son los más atacados. Note que no hago juicios de ninguna persona.

    http://innaturalibertas.blogspot.com/2017/07/el-lobby-lgbt-impone-una-ideologia-no.html

    Me gusta

  10. sergio alonso dijo:

    excelente articulo pero
    yo meteria en el grupo a los fanaticos liberales . mucho fanatico del otro lado tambien

    “Centrarnos en el origen ideológico de su fanatismo, marxista o fascista, capitalista o ultraliberal, es irrelevante cuando el sustento argumental de tales energúmenos son cuatro consignas, tres cuentos chinos, una falta absoluta de espíritu crítico y una ignorancia oceánica agravada por su incapacidad de resolverla mediante la información. Es lo que tiene el fanatismo, que te elimina como ser pensante. Justo lo que necesitan los que los manejan.”

    Me gusta

  11. Carlos Alexander Navarro Heyden (Liberia, Costa Rica). dijo:

    Ya sabes lo que pienso, Alicia, Y también sabes que te apoyo.

    Sólo me resta felicitarte. Además de tener la razón de tu parte, eres valiente. Y eso se admira y se agradece.

    Los que llamas fanáticos, en cambio, carecen de valentía. Tras su matonismo no hay más que cobardía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s